La cooperación
Imagen
La cooperación
   
TAKUSAN EDICIONES
Presentación
DIRCE
Datos Empresa
Organigrama
La comunicación
La motivación
La cooperación
La formación
Servicio clientes
Guía de acogida
Web de interés

La cooperación empresarial

7.1 Introducción

A continuación desarrollaremos la cooperación empresarial. Explicaremos la definición de la participación, su objeto, las formas que adopta y los modelos actuales de participación. Además de ello desarrollaremos los principios cooperativos, la bandera del cooperativismo, la cooperación empresarial, la situación actual del mercado, los rasgos de la misma y los tipos que hay. Definiremos la empresa conjunta, la franquicia y los contratos de esta última, la licencia, el spin-off y la forma específica para los acuerdos de cooperación.
Finalmente, lo estudiado, lo aplicaremos a nuestra empresa llegando a unas conclusiones finales.


7.2 Marco teórico

Desde el punto de vista etimológico la participación se basa en la acción de tomar parte de algún asunto. Puede ejecutarse o realizarse tomando parte directamente o bien por representación una vez informado. Esto conlleva a una participación activa en el primer caso y más pasiva en el segundo.

Desde el punto de vista sociológico, la participación hace referencia a la determinación de los objetos a conseguir, a los recursos y medios a utilizar y a las normas de aplicación que aseguren su éxito.

Desde el punto de vista político, la democracia sería una forma maximalista de participación ya que supondría el gobierno del pueblo, quien tendría una efectiva participación en el poder y tendría un control sobre los gobernantes.

Con ello podemos concluir con que la participación es un fenómeno sociológico con fuertes connotaciones de orden económico, político y cultural, por consiguiente es complejo, que debe interpretarse dentro de una escala bipolar donde se daría un polo de poca participación y el opuesto de máxima participación, con un espacio intermedio que incluiría todas las situaciones intermedias.


7.2.1 Objeto y formas de la participación

La empresa, entendida como sistema, presenta varias posibilidades de participación de acuerdo con elementos estructurales que la conforman. Éstas son las siguientes:

- En los medios y recursos
- En el proceso de producción
- En los resultados o beneficios

Estos modos de participación conllevan procesos y comportamientos diferentes, ya que mientras el 1º y 3º son procesos que consisten en aportar y recibir y que suponen comportamientos pasivos, el 2º proceso constituye un mecanismo de transformación que exige un tipo de comportamiento activo.

A continuación explicaremos de forma más detallada cada uno de ellos:

- En los medios y recursos: Consiste en aportar recursos financieros, materiales de tiempo o de otro tipo, que permiten y a la vez garantizan a los participantes, la posibilidad de convertirse en accionistas con capacidad de representación en el Consejo de Administración de la empresa.

Esta participación permite ejercer un cierto control de la empresa y tomar parte en su política general y en las grandes orientaciones de tipo económico, cultural y social.

Además de ello, permite que la empresa esté sujeta a las ideologías de sus accionistas.

- En los resultados o beneficios: Consiste en compartir los resultados, que en la práctica empresarial se da de múltiples formas de recompensa como por ejemplo: las primas, las pagas extra de productividad o de beneficios, el otorgamiento de medallas o diplomas etc.

Esta participación trata de recompensar el rendimiento de un trabajador individual o de un grupo de trabajadores. Es sin duda, una técnica de motivación individual que tiene poca incidencia en la mejora del funcionamiento general, además de estar sujeta a aspectos que según Maslow y Herzberg pueden ser, incluso, antiparcipativos como demuestra el modelo de las Relaciones Humanas

La participación en los resultados o beneficios aparece claramente más vinculada a la participación en el proceso de producción.

- En el proceso de producción: Consiste en contribuir a la creación e incremento del valor añadido, transformando los impouts en out-pouts.

Todos los miembros y trabajadores de la empresa participan potencialmente en su funcionamiento, aunque a niveles y en procesos diferentes. A continuación expondremos las formas de la participación:

- En el diseño: Los trabajadores enuncian los objetivos y definen el producto o servicios que la empresa intenta conseguir antes de realizar el trabajo. Esto supone la puesta en práctica de un autocontrol permanente hasta su ejecución, además de la introducción de un marco más amplio de actuación que se concreta en la creación de grupos semi-autónomos, para evitar que quede solamente a nivel de cuadros superiores y se olvide a los niveles inferiores de la organización jerárquica.

-En la organización: Los trabajadores tienen libertad de realizar su trabajo diario de forma autónoma, pero siempre dentro del plan y prioridades definidas por los cuadros superiores. Éste ha sido el modo más utilizado por las empresas Europeas, debido en parte, a la influencia del movimiento de las Relaciones Humanas, quien ha visto en este modelo una manera de satisfacer la necesidad del reconocimiento individual y de sentirse útil.

- En la ejecución: Viene determinado por una división del trabajo más o menos rígido, según sea el modelo de organización seguido. En general una participación de los responsables en la ejecución es vista como disfuncional por parte de los trabajadores y creadora de conflictos económicos y sociales

Cabe destacar que la participación en la organización ha sido desarrollada por varios autores y corrientes de organización. Destacaremos a McGregor y Likert quienes afirman que la participación en la organización pueden motivar a los trabajadores a incrementar la productividad y a reducir las fuentes de posibles conflictos.

Además destacaremos a P.Drucker quien denomina este modo de participación, como la Dirección Participativa por Objetivos donde los cuadros superiores fijan los objetivos generales de la empresa y a partir de aquí, lo hacen de manera escalonada y por delegación el resto de departamentos y servicios.


7.2.2 Modelos actuales de participación:

Tomaremos como variables:

- En la economía capitalista (empresa)
- En la economía social (cooperativas y ONG)

En la Economía capitalista los trabajadores teórica y constitucionalmente pueden asumir responsabilidades y ejercer influencia en la empresa donde trabajan, dentro de dos polos que se mueven de una participación cero o de monogestión hasta la participación diez o de autogestión, pasando por la congestión o nivel medio de participación .


Dentro de ella podemos destacar:

- Participación integradora: Se basa en la unión de los intereses de trabajadores y empleados de la empresa. Hay una participación de los trabajadores en los resultados de la empresa (llamado intéressement), que se hace efectiva a través de estructuras y grupos de trabajo que tienen como objetivos la efectividad de una serie de objetivos que lleven a la empresa a situarse entre las más competitivas.

Los mecanismos utilizados son los círculos de calidad, los grupos semi-autónomos, los grupos cero faltas, los grupos de innovación, y los grupos de solución de problemas.

El "intéressement" se hace posible mediante la implantación de una cultura empresarial concreta y la aplicación de una serie de refuerzos o ventajas, como la seguridad de por vida en el puesto de trabajo, una formación profesional permanente, un aumento de primas a la jubilación o de productividad mensual, y un acceso a la compra de acciones de la empresa, compartiendo las decisiones del accionario.


- Participación de consenso: Este tipo de participación puede denominarse normativo, aparece en empresas acostumbradas a un funcionamiento basado en el consenso sobre los temas globales de la seguridad social, primas de antigüedad y representatividad en la empresa.

Los agentes de participación son el Estado, las empresas y los sindicatos, que son quienes representan por medio de los comités de empresa a los trabajadores.

A este modelo pertenecen las empresas públicas o semipúblicas, la congestión alemana reglamentada desde el Estado para las grandes empresas y otras empresas italianas y francesas.


- Participación ad hoc: Se basa en la necesidad que un grupo de trabajadores tiene y que de manera voluntaria deciden cooperar con las empresas, para poder satisfacer dicha necesidad o exigencia.

Las personas implicadas en el proceso, gozan de tener el acceso a la toma de decisiones que les asegure alcanzar los objetivos previstos.

Los mecanismos de participación utilizados son las negociaciones internas y los convenios colectivos libres que contienen las modificaciones y ventajas relativas a sus intereses.

Esta participación no está garantizada y tiene la ventaja de que no está programada formalmente, sino que responde a las necesidades de los grupos de la empresa, lo que permite realizar un análisis social permanente e introducir las mejoras necesarias.


En la economía social existe un modelo de participación propio de la economía social y de la cooperación. Es un modelo de participación plena que incide a la estructura, organización y objetivos principales de la empresa. En consecuencia, hablamos del mecanismo clásico de participación denominado autogestión, donde el poder, la propiedad y los resultados de la empresa pertenecen a todos los trabajadores o no. Cabe destacar que el funcionamiento democrática está regulado por estatutos.

Este modelo toma varias formas:

- La autogestión capitalista: Los trabajadores poseen las acciones que son la base del reparto de beneficios y del número de votos.

- La autogestión cooperativa: Cada miembro tiene un voto y los resultados se distribuyen en función de la contribución laboral o de producción.

-La autogestión socialista: La propiedad de los bienes de producción pertenecen al Estado y la gestión recae sobre la responsabilidad del colectivo trabajador.

Dentro de la economía social encontramos las cooperativas y las ONG’s.

La cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para formar una organización democrática cuya administración y gestión debe llevarse a cabo de la forma que acuerden los socios, generalmente en el contexto de la economía de mercado o la economía mixta, aunque las experiencias cooperativas se han dado también como parte complementaria de la economía planificada. Su intención es hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes haciendo uso de una empresa.

Una ONG es una entidad de carácter privado, con fines y objetivos humanitarios y sociales definidos por sus integrantes, creada independientemente de los gobiernos locales, regionales y nacionales, así como también de organismos internacionales.
Jurídicamente adopta diferentes estatus, tales como asociación, fundación, corporación y cooperativa, entre otras formas. Al conjunto del sector que integran las ONG se le denomina de diferentes formas, tales como organizaciones de la sociedad civil, sector voluntario, sector no lucrativo, sector solidario, economía social, tercer sector y sector social. Su membresía está compuesta por voluntarios. Internamente pueden tener un bajo o alto grado de organización. El financiamiento de actividades, generalmente, proviene de diversas fuentes: personas particulares, Estados, organismos internacionales, empresas, otras ONG, etc.


7.2.3 Principios cooperativos

Los principios cooperativos son una serie de lineamientos generales por los que se rigen las cooperativas y constituyen la base filosófica del movimiento cooperativo. Derivados de las normas que se pusieron a sí mismos los llamados Pioneros de Rochdale, actualmente la organización que mantiene estos principios es la Alianza Cooperativa Internacional (ACI).

Los principios aprobados en Manchester, 23 de septiembre de 1995 son los siguientes:

- Adhesión abierta y voluntaria: Las cooperativas son organizaciones voluntarias, abiertas para todas aquellas personas dispuestas a utilizar sus servicios y dispuestas a aceptar las responsabilidades que conlleva la condición de asociados, sin discriminación de género, raza, clase social, posición política o religiosa.

- Control democrático de los asociados: Las cooperativas son organizaciones democráticas controladas por sus asociados, quienes participan activamente en la definición de las políticas y en la toma de decisiones. Los hombres y mujeres elegidos para representar a su cooperativa, responden ante los asociados. En las cooperativas de base, los asociados tienen igual derecho de voto (un asociado, un voto), mientras en las cooperativas de otros niveles también se organizan con procedimientos democráticos.

- Participación económica de los asociados: Los asociados contribuyen de manera equitativa y controlan de manera democrática el capital de la cooperativa. Usualmente reciben una compensación limitada, si es que hay, sobre el capital suscripto, como condición de asociado. Los asociados asignan excedentes para cualquiera o todos los siguientes propósitos: el desarrollo de la cooperativa, mediante la posible creación de reservas, de las cuales al menos una parte debe ser indivisible; los beneficios para los asociados en proporción con sus transacciones con la cooperativa; y el apoyo a otras actividades, según lo aprueben los asociados.

- Autonomía e independencia: Las cooperativas son organizaciones autónomas de ayuda mutua controladas por sus asociados. Si entran en acuerdos con otras organizaciones (incluyendo gobiernos) o tienen capital de fuentes externas, lo realizan en términos que aseguren el control democrático por parte de sus asociados y mantengan la autonomía de la cooperativa.

- Educación, entrenamiento e información: Las cooperativas brindan educación y entrenamiento a sus asociados, a sus dirigentes electos, gerentes y empleados, de tal forma que contribuyan eficazmente al desarrollo de sus cooperativas. Las cooperativas informan al público en general, particularmente a los jóvenes y creadores de opinión acerca de la naturaleza y beneficios del cooperativismo.

- Cooperación entre cooperativas: Las cooperativas sirven a sus asociados más eficazmente y fortalecen el movimiento cooperativo, trabajando de manera conjunta por medio de estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales.

- Compromiso con la comunidad: La cooperativa trabaja para el desarrollo sostenible de su comunidad por medio de políticas aceptadas por sus asociados


7.2.4 La bandera del cooperativismo

La Bandera de la Cooperación está compuesta por los colores del arco iris, que simbolizan los ideales y objetivos de paz universal, la unidad que supera las diferencias políticas, económicas, sociales, raciales o religiosas y la esperanza de humanidad en un mundo mejor, donde reine la libertad, la dignidad personal, la justicia social y la solidaridad.

Tiene los siete colores del arco iris, en franjas horizontales, que simbolizan su carácter universal y pluralista, a través de los que los hombres de todos los credos e ideas se unen para trabajar por el bienestar general. En ella se recogen los colores de todas las banderas del mundo y es el único símbolo de carácter universal del movimiento.
Al colocar la bandera en el mástil, el color rojo debe ir hacia arriba, por decisión de la ACI en su reunión del año 1925.


Simbolismo de los colores que componen la bandera:

El color rojo: Representa el fuego y el amor que une a las personas. El cooperativismo es la fragua donde nos forjamos un destino feliz en un marco de igualdad y de democracia.

El color naranja: Nos recuerda un amanecer glorioso. El cooperativismo es como un surtidor de logros en diversos campos: ahorro, crédito, consumo, mercadeo, producción, vivienda, seguro, educación, arte y servicios necesarios para el consumidor.

El color amarillo: Es el color del sol que da luz, calor y vida. El cooperativismo nos asegura una vida feliz, dinámica y solidaria.

El color verde: Representa la esperanza de los que, unidos en el amor y en el trabajo, hacen posible el milagro de la cooperación.

El color azul celeste: Es la ilusión. Es el color del cielo y nos estimula a admirar la belleza de la creación.

El color azul marino: Encarna el valor que nos impulsa a buscar nuevas rutas y nuevos surcos donde acunar la semilla de la fe y la cooperación.

El color violeta: Significa la humildad, una de las virtudes que nos acerca más a lo divino y al prójimo.


7.2.5 La Cooperación empresarial

La cooperación empresarial constituye una decisión estratégica para la internacionalización que proporciona una serie de ventajas con respecto a la internacionalización clásica, ya que la empresa incurre en una inversión menor y en menor riesgo.
La cooperación empresarial podemos definirla como aquellos acuerdos entre empresas para compartir recursos, capacidades o actividades con el propósito del mutuo aprendizaje y la mejora de la posición competitiva.
Los motivos fundamentales para la cooperación empresarial podemos dividirlas en causas externas y causas internas:

- Causas externas:

o El intento de reducir la incertidumbre derivada de las transacciones económicas. Los acuerdos de cooperación conciertan el mercado, eliminando en parte esa incertidumbre

o La necesidad de reducir los costes de transacción, que se han elevado por efecto de la “turbulencia” del entorno, por lo que las transacciones reguladas tienden a lograr dicho objetivo

- Causas internas:

o Conseguir un mayor volumen en actividades

o sectores industriales donde la masa crítica mínima para funcionar es muy alta. Ello puede obtenerse a través de la explotación conjunta de un activo, si la capacidad individual no es suficiente para su utilización a un nivel óptimo

o Aprovechar la complementariedad de recursos, de las habilidades o de las experiencias de las empresas que se asocian
Principales Motivos de la Cooperación

- Mejora de la posición competitiva por la necesidad de un mayor volumen de negocio

- Acceso a un mercado
- Acceso a un recurso o habilidad complementaria
- Adquisición de tecnología
- Realización de un proyecto demasiado costoso y arriesgado
- Aprendizaje de una habilidad
- Expansión internacional


Ventajas e Inconvenientes de la Cooperación
Ventajas:

- Incrementan sus capacidades y sus competencias, sin necesidades de incorporar y desarrollar nuevos recursos y habilidades

- Ganan tiempo respecto a los competidores

- Preservan su flexibilidad, tan necesaria para la adaptación al entorno cambiante en que, generalmente, se insertan sus actividades

Desventajas:

- Reducción de la autonomía estratégica de las empresas asociadas, que deben aceptar, a cambio de las ventajas buscadas, un reparto del orden y del control, al menos en relación con la actividad objeto de cooperación.


7.2.6 Situación actual del mercado:

Globalización

La globalización es un proceso económico, tecnológico, social y cultural a gran escala, que consiste en la creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo unificando sus mercados, sociedades y culturas, a través de una serie de transformaciones sociales, económicas y políticas que les dan un carácter global. La globalización es a menudo identificada como un proceso dinámico producido principalmente por las sociedades que viven bajo el capitalismo democrático y que han abierto sus puertas a la revolución informática, plegando a un nivel considerable de liberalización y democratización en su cultura política, en su ordenamiento jurídico y económico nacional, y en sus relaciones internacionales.
La valoración positiva o negativa de este fenómeno, o la introducción de definiciones o características adicionales para resaltar la inclusión de algún juicio de valor, pueden variar según la ideología del interlocutor. Esto es debido a que el fenómeno globalizador ha despertado gran entusiasmo en algunos sectores, mientras en otros ha despertado un profundo rechazo (Antiglobalización), habiendo también posturas eclécticas y moderadas

A continuación expondremos las principales ventajas y desventajas de la Globalización:


Beneficios potenciales de la globalización:

Economía y mercado globales.
Acceso universal a la cultura y la ciencia.
Mayor desarrollo científico-técnico.
Riesgos de la globalización:

•Aumento excesivo del Consumismo

•Posible desaparición de la diversidad biológica y cultural.

•Desaparición del Estado de Bienestar.

•Se pone más énfasis en la Economía financiera que a la Economía real.

•Su rechazo por grupos extremistas conduce al Terrorismo.

•Pensamiento único, que rechaza doctrinas sociales y políticas distintas de las "globalizadas".

•Mayores desequilibrios económicos y concentración de la riqueza: los ricos son cada vez más ricos, los pobres son cada vez más pobres.

•Mayor flexibilidad laboral, que se traduce en un empeoramiento de las condiciones de los trabajadores.

•Daños al medio ambiente, al poderse mover sustancias o procesos dañinos a otros países, donde pueden no conocer realmente sus riesgos.


7.2.7 Rasgos de la cooperación

Para definir la cooperación empresarial podemos fijarnos en una serie de rasgos que la caracterizan, a saber:


- Independencia: Las empresas que se acogen a un proyecto de cooperación empresarial mantienen plena autonomía respecto de las actividades que no son objeto del acuerdo.

La independencia es lo que determina que cada empresa mantenga su identidad, tanto desde un punto de vista jurídico, como desde un punto de vista estructural (dirección, personal y gestión de recursos).


- Coordinación: El acuerdo de cooperación es piedra angular para que las relaciones futuras entre las empresas cooperantes tengan un carácter duradero. Es decir, no se trata de transacciones específicas, sino de la coordinación de actividades en el futuro. Es en este aspecto, en el que la negociación cobra una gran relevancia.


- Objetivo común: Todas las empresas cooperadoras persiguen el mismo objetivo. Colaboran para alcanzarlo, poniendo cada una a disposición del resto las capacidades propias que facilitan su consecución. Todas buscan el mismo beneficio, sin someterse las unas a las otras, y participando todas de forma activa, aportando ideas, capital humano, capacidades y conocimiento.


7.2.8 Tipos de cooperación empresarial:

•Cooperación tecnológica: A través de este acuerdo de cooperación se pretende obtener una tecnología ya sea de proceso o de producto

•Cooperación en el aprovisionamiento: El aprovisionamiento es un factor fundamental para la competitividad de la empresa: obtener el suministro en condiciones óptimas de calidad, tiempo y coste supone una importante ventaja para la empresa frente a sus competidoras. La decisión estratégica de alcanzar un acuerdo de cooperación en este ámbito con los proveedores supone un importante avance para el logro de la mejora de la competitividad.

•Cooperación en la producción: debido a la falta de capacidad productiva instalada, a rigideces en los propios sistemas productivos o a la especialización, cada vez es más frecuente que las empresas subcontraten parte de sus producciones en el exterior.

•Cooperación en el marketing: crear una imagen de marca, un nombre comercial, etc., es costoso y difícil; por tanto, en muchos casos esto es sólo accesible a grandes empresas o a empresas muy especializadas. En este sentido, la cooperación entre pequeños productores puede facilitar el crear una imagen de marca, una mayor presencia en el exterior o ayudar a destacar el origen regional de un determinado producto.

•Cooperación para la comercialización: muchas veces la comercialización de productos en nuevos mercados supone un grado importante de dificultad para las pequeñas empresas, que tendrían que dedicar a ello grandes recursos no disponibles. En este sentido, la cooperación entre varias empresas puede suponer una suma de recursos e interese que permitan la comercialización en otros mercados o abrir nuevos canales de venta. En otros casos, a través de la cooperación, se plantea simplemente el intercambio de productos entre empresas que, teniendo distintas ubicaciones geográficas, se comprometen a la comercialización en sus respectivos mercados.

•Cooperación en el servicio post-venta: Este tipo de acuerdos se deben bien a la lejanía entre el fabricante y el cliente, por lo intensivo de la mano de obra que requiere el servicio y los altos costes de desplazamiento o por el coste que supone crear una red propia de atención al cliente. En estos casos, a través de la cooperación se solventan estas carencias y se mantiene la eficiencia en el servicio al cliente.


7.2.9 Joint Venture (Empresa conjunta)

Este tipo de alianza estratégica, y supone un acuerdo comercial de inversión conjunta a largo plazo entre dos o más personas (normalmente personas jurídicas o comerciantes). El joint venture también es conocido como "riesgo compartido" donde dos o mas empresas se unen para formar una nueva en la cual se usa un producto tomando en cuenta las mejores tácticas de mercadeo.
El objetivo de un joint venture puede ser muy variado, desde la producción de bienes o la prestación de servicios, a la búsqueda de nuevos mercados o el apoyo mutuo en diferentes eslabones de la cadena de un producto. Se desarrollará durante un tiempo limitado, con la finalidad de obtener beneficios económicos.
Para la consecución del objetivo común, dos o más empresas se ponen de acuerdo en hacer aportaciones de diversa índole a ese negocio común. La aportación puede consistir en materia prima, capital, tecnología, conocimiento del mercado, ventas y canales de distribución, personal, financiamiento o productos, o, lo que es lo mismo: capital, recursos o el simple know-how. Dicha alianza no implicará la pérdida de la identidad e individualidad como persona jurídica.

Características:

- No existen requisitos sobre la forma de actuar conjuntamente. Las empresas pueden firmar un contrato de colaboración, constituir una Unión Temporal de Empresas (UTE - reconocidas por el derecho Español) o incluso una sociedad participada por ambas.

- Es necesario, un compromiso a largo plazo

- En el joint venture el que las empresas sigan siendo independientes entre sí (no existe ni fusión ni absorción).

- Los socios suelen seguir operando sus negocios o empresas de manera independiente. La joint venture supone un negocio más, esta vez con un socio, cuyos beneficios o pérdidas reportarán en la cuenta de resultados de cada uno en función de la forma jurídica con la que se haya estructurado la propia joint venture.
Motivos por los que hay que realizar un Joint Venture

Hay muchas ventajas que contribuyen a convencer a las compañías para realizar joint ventures. Estas ventajas incluyen el compartir costos y riesgos de los proyectos que estarían más allá del alcance de una sola empresa. Son muy importantes los joint venture en aquellos negocios en los que hay necesidad de fuertes inversiones iniciales para comenzar un proyecto que reportará beneficios a largo plazo (como, por ejemplo, el sector petrolífero o algunas grandes obras).

Para las firmas pequeñas y medianas, el joint venture ofrece una oportunidad de actuar de forma conjunta para superar barreras, incluyendo barreras comerciales en un nuevo mercado o para competir más eficientemente en el actual. Es muy habitual, por tanto, encontrar la creación de joint ventures para acceder a mercados extranjeros que requieren de importantes inversiones y de un know-how específico del país en el que se intenta entrar (para lo cual uno de los socios suele ser una empresa nacional que conozca el mercado, y el otro aquel que pretende introducir sus productos).


7.3 Franquicia

Las franquicias son un formato de negocios utilizado en comercio por el que una parte llamada franquiciante cede a otra llamada franquiciado la licencia de una marca a cambio de un derecho de entrada (franchise fee), así como sus métodos de hacer negocios a cambio de una tarifa periódica o regalía. En ciertos casos, el franquiciante percibe también una regalía o canon por concepto del manejo publicitario de la marca.
La franquicia consiste en aprovechar la experiencia de un empresario que ha conseguido una ventaja competitiva destacable en el mercado. Dicha ventaja puede consistir en una marca de prestigio, productos o métodos patentados o, simplemente, un profundo conocimiento del negocio que le hace conocedor de la fórmula de obtener beneficios. Mediante el contrato de franquicia, el franquiciador -o franquiciante- se compromete a transmitir parte de esos valores al franquiciado -o franquiciatario- y éste consigue una sensible reducción de los requisitos de inversión así como el riesgo.


7.3.1 Contrato de Franquicia

El contrato de franquicia es la pieza fundamental que va a regular la relación jurídica entre el franquiciador y el franquiciado:

El franquiciador o franquiciante se compromete a:

•Ceder la licencia de marca y los signos de identificación de la misma: logotipo, colores corporativos, etc.

•transmitir el saber hacer o 'know-how' al franquiciado a través de diversos métodos: formación del personal, prestación de apoyo continuo, etc.

•realizar una inversión publicitaria de la marca por un importe periódico pactado(en base al royalty de publicidad).

•dar asistencia tecnológica.

Por su parte el franquiciado o franquiciatario debe pagar un canon inicial y realizar unos desembolsos periódicos o royalties. Dichos royalties se pueden pactar como una cifra fija o bien como un porcentaje sobre las ventas. Además, se compromete a:

•preservar la imagen de marca de la empresa franquiciada manteniendo un comportamiento honesto y unos requisitos estéticos y de limpieza en los establecimientos.

•respetar los métodos comerciales y el 'know-how' transmitido.

•adquirir los suministros del franquiciador, en muchas ocasiones, con exclusividad.

•someterse al control del franquiciador.


7.3.2 Licencia

La licencia es un contrato mediante el cual una persona recibe de otra el derecho de uso de varios de sus bienes, normalmente de carácter no tangible o intelectual, pudiendo darse a cambio del pago de un monto determinado por el uso de los mismos.
Estos activos son propiedad del otorgante, y pueden ser bienes de propiedad intelectual como una marca, patentes o tecnologías. También pueden ser objeto de licencia otros bienes de carácter intangible como la distribución de obras intelectuales.


7.3.3 Spin-off

Las spin-off (también llamada salpicadura) son empresas que se crean en el seno de otra empresa o entidad ya existente, y, normalmente, como iniciativa de algún empleado de la misma. La gran mayoría de las spin-off nacen de las universidades o los centros de investigación públicos. Estas empresas o entidades de las que surgen hacen la función de matriz o incubadora, y sirven de apoyo para el despegue de las spin-off.

Las spin-off tienen su propia estructura jurídica, con independencia de la empresa o entidad matriz. Por lo tanto, son empresas de nueva creación.

Las salpicaduras incluyen:

•Una facción disidente de una organización de miembros

•Una secta de un culto

•Una denominación de una Iglesia

•Una rama diversificada de una compañía más grande. Por lo general los accionistas de la empresa matriz o madre, reciben acciones de la nueva compañía en la misma proporción, de modo que la propiedad del holding permanece inalterable

•Una empresa nueva formada por miembros de un centro de investigación, como puede ser una universidad. La finalidad es la transferencia de conocimiento con un ámbito de aplicación ideal para el sector I+D, por lo que gracias a esto ofrece a los investigadores la posibilidad de llevar a la práctica empresarial sus proyectos

•En la televisión y las historietas, la spin off (o serie secuela) es una serie de ficción cuyo protagonista proviene de una serie de ficción anterior

•Los productos civiles que son el resultado de la investigación militar o gubernamental también se conocen como derivajes


7.4 Aplicación práctica

Una vez realizado el estudio de la cooperación empresarial, aplicaremos lo estudiado en nuestra empresa.
El modelo de participación aplicado a nuestra empresa es la participación integradora, ya que consta de la unión de los intereses de los trabajadores y los empleados que tienen como objetivos, la efectividad de una serie de objetivos que lleven a la empresa a situarse entre las más competitivas en su sector. Hecho que es totalmente positivo para nuestra empresa.


7.5 Conclusiones

La cooperación empresarial es de vital importancia para el buen funcionamiento de una empresa ya que, gracias a ella, se establecen acuerdos entre empresas para así poder compartir recursos, capacidades o actividades con el objetivo del mutuo aprendizaje y la mejora de la posición competitiva. En consecuencia, será necesaria la formación de los trabajadores en la empresa con tal de llegar a la máxima competitividad en el mercado